El instructor

ondas expansivasLa vida tarde o temprano, nos va colocando oportunamente y de manera inevitable, en el inicio de nuestro camino espiritual de forma consciente, es decir, siendo aprendiz o estudiante de algo que voluntariamente elijo formarme, como en cualquier otra disciplina que haya realizado antes, de entre las muchas que ofrece el mundo.

A diferencia de otras formaciones, el inicio de un camino espiritual, más que hacer acopio de nuevas fuentes de información, se basa en lo opuesto, esto es, deshacer lo aprendido anteriormente, pues supone un obstáculo para la sabiduría, que lejos de enseñarse, se recuerda cuando no hay obstáculos que impidan su manifestación libre en la mente del aprendiz.

No obstante, el recuerdo de quien soy no es algo inmediato en el tiempo, es un proceso que tiende a ocupar toda la vida que parecemos experimentar en un cuerpo.

Decidirse por iniciar este proceso no es cualquier cosa, de hecho no hay otra cosa mejor que hacer en el mundo que decidir y mantener con firmeza esta decisión cada día.

Siempre gozamos de la excelente Guía del Maestro interior, para mi Jesús, para otros el Espíritu o Buda, o el nombre que cada cual le quiera poner, esta es la Voz que habla en nombre de la Verdad y del Amor en nuestro interior cada vez que humildemente nos abrimos a ella sin apegos a nuestro pensamiento individual.

Continua leyendo