Salto al vacío

¿Los pies en el suelo? o ¿los pies en el cielo?Solo el programa/ego te hace creer que vas a caerte al vacío si haces un cambio, o si pretendes hacer un cambio…

Este es el miedo o temor que nos infunde el programa para no cambiar nada.

Completamente falso, de un estado a otro no hay salto al vacío, porque yo siempre soy y nunca he dejado de ser.

¿Esto qué significa?, pues que sólo el programa te infunde de miedo para no avanzar hacia aquello que sientes que puede ser un siguiente paso, y aquí está la trampa.

“ Yo”, nunca he dejado de estar unida a Todo, por lo que si Yo estoy unida a la Verdad,

¿Qué me falta?, ¿que necesito? ¿A donde tengo que llegar?,.. a ninguna parte…

Esto es la experiencia en el sentir, permitir que ese miedo que emerge, que te paraliza, puedas atenderlo, mirarlo, amarlo, este acto hace que se disipen esas barretas mentales que te trae el programa para mantenerte en la culpa y en el dolor.

Saltemos al vacío, sabiendo que ya estamos en El.

Atrevámonos a saltar, nos daremos cuenta que no hay tal salto

Un paso detrás de otro y nos daremos cuenta que estamos  en el salto, y que no existe como tal.

El programa es una ilusión y nos quiere atrapar en ella para seguir perpetuando el victimismo y la separación aparente de Dios.

Celebremos hoy y ahora que estamos unidos a El sin necesidad de hacer saltos,  ni de buscar nada externo, sino con una mirada interna es suficiente.

Atrevámonos ya!!!

un paso delante, y seguimos andando el camino de unidad, sin barreras, sin películas, sin miedo.

 

marangels – caminandoaldespertar   /   foto: Francesc Massó Ros